Desde diferentes perspectivas sí podemos deducir que la orientación de la cama afecta al descanso. En otro momento hablaremos de la forma de situar la cama en la habitación desde el punto de las enseñanzas tradicionales del Feng Shui. Hoy nos limitaremos a tratar de la posición de la cama desde el punto de vista de su orientación geográfica y su posible influencia en el sueño.

El campo magnético terrestre hace que nuestro planeta actúe como un imán gigantesco con sus polos norte y sur. Este magnetismo puede tener cierta influencia en la polarización de las células de los organismos vivos, y también en los humanos en particular.

Por esa razón suele aconsejarse situar el cabecero de la cama en la pared orientada al norte. Esto implicaría una alineación del cuerpo con el campo magnético de la Tierra, permitiendo que fluya a través de él. 

De esta forma se favorecería la calidad del descanso y un sueño más reparador. 

En caso de no resultar factible disponer la cama en esta orientación norte, se recomienda optar por colocar la cama en la pared oriental, pues el cuerpo se alinearía con la trayectoria aparente del sol desde el amanecer al ocaso.

Aunque aquí tendría influencia también el tipo de iluminación natural presente en la habitación, parece que existe una vinculación entre estas posiciones y los bioritmos naturales. 

Sea cual sea la orientación de tu cama, resulta imprescindible gozar de la comodidad en el descanso que garantiza un buen colchón. En Vitalcama queremos seguir siendo vuestra colchonería en Asturias de referencia. Por eso os ofrecemos los mejores colchones en oferta de Asturias. Para que nada os quite el sueño.